El 9 de enero se realizó conversatorio de la película El Escándalo: La Mujer, el Trabajo y el Acoso

Para ahondar más en este tema y poder reflexionar sobre el movimiento Me Too, es que se crearon esta instancia con 4 increíbles mujeres. La periodista Lucía López fue la encargada de moderar este panel compuesto por la Directora Ejecutiva de Fábula TV, Ángela Poblete, la co creadora del libro Mujeres Bacanas, Isabel Plant, y Directora General de Proyectos de Almabrands, Andrea Garderes.

El pasado 9 de enero se organizó junto a Genias un increíble conversatorio en el marco de la nueva película El Escándalo, protagonizada por Charlize Theron, Nicole Kidman, y Margot Robbie, y que cuenta la historia de las mujeres que derribaron al hombre que ayudó a crear el imperio mediático más poderoso y controvertido de todos los tiempos, Fox News. De esta historia nace el mundialmente conocido movimiento #MeToo para denunciar la agresión sexual.

La película nos permite, entonces, generar conversación en torno a este tema, conocer más de la historia de estas mujeres y vernos reflejadas en situaciones que, seguramente, muchas hemos vivido o experimentado en relación al acoso.

«La gracia que tiene el cine es que puedes ponerte en los zapatos de otra persona por casi dos horas, es por eso que es un medio tan potente para comunicar temas relevantes, nos permite sentir físicamente lo que otras mujeres han vivido y empatizar más allá de simplemente informarnos al respecto«, señala Camila Ureta, directora de prensa y promociones de BF Distribution.

¿Qué sacamos en limpio de esta conversación? Aquí te lo contamos.

El feminismo como agente de cambio
Todas nuestras panelistas coincidieron en que el feminismo es como una ola que va y viene, que por momentos toma mayor fuerza, que explota, se esconde, se mueve. Es lo que ha pasado a lo largo de la historia con este movimiento, pero que en Latinoamérica ha surgido con mayor rabia y fuerza.

Por otro lado, existen los procesos internos que tienen que ver con cómo cada una vive el feminismo, cómo se relaciona con él, cómo nos deconstruimos y volvemos a construirnos.
El poder de estar juntas

Sin duda, una de las claves para que el fundador de Fox News, Roger Ailes, fuera condenado, tiene que ver con cómo se forjó la valentía individual de cada una de estas mujeres, pero más importante aún, cómo juntas pudieron luchar contra el poder y el abuso.

En este sentido, Isabel Plant recalcó la importancia de «conversar entre nosotras, enojarnos, juntar fuerzas». Además, habló del rol que debemos tener como fiscalizadoras, de denunciar o hablar cuando vemos actitudes de acoso o de abuso de poder no sólo en el trabajo, sino también en entornos familiares, de amistad, estudio, etc.

«Le tengo fe a la sororidad porque fuimos criadas para competir dado los pocos espacios y pocas mujeres con posibilidades de tomarlos. Las mujeres tenemos que ser aliadas y amigas», agregó Ángela Poblete.

Entornos laborales y transformación cultural
La participación de las mujeres en los directorios de las 30 empresas que integran el IPSA (Índice de Precios Selectivo de Acciones) es de un 9,2%, según cifra del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. Números poco alentadores y que se repiten si tomamos en consideración otros índices como ocupación laboral, sueldos y tipos de cargos.

Para Andrea Garderes esta película es un fuerte reflejo del desafío que tienen las empresas: «Demuestra algo que pasa hace rato: la mujer nunca ha estado al centro. Nos seguimos adaptando a un abuso que va desde o más cotidiano a una violencia mucho más profunda«, señala.

Y en este sentido, ¿qué tan difícil es generar conversaciones que generen cambios necesarios?, ¿qué tan relevante es la transformación cultural de una empresa?

Según Andrea, «cuando uno llega a una empresa y menciona las palabras «mujeres» y «brechas», se asustan y nos dicen que no son una “empresa política”. Se sientes incómodas hablando de feminismo»

Estos espacios deben dar pie a la tolerancia cero: es decir, frente a un caso de abuso o acoso, activar protocolos y tomar las medidas necesarias que marquen un precedente y comiencen a generar cambios estructurales en la cultura de una empresa.

«El que no ejecuta se va a quedar en el mismo lugar», dice Andrea.

Los tiempos y formas de cada una
Finalmente, las panelistas conversaron acerca de qué hacer en caso de presenciar o vivir una situación de acoso laboral. Y si bien el primer consejo sería denunciar, sí hay que entender que todas las mujeres somos distintas.

Mientras tanto, nuestra tarea como mujeres es a seguir levantando la voz, a contribuir desde nuestra propia vereda, a luchar contra los micro machismos que vemos y escuchamos día a día, a criar niños y niñas más conscientes de este tema.

Lo central es movilizarse.

Claudio Antonio Diaz Muñoz
A %d blogueros les gusta esto: